Samosas de espinaca con ricotta

Ingredientes

12 hojas de pasta brick
* 400 g de espinacas
* 1 cebolla
* 1 diente de ajo
* 1 cucharadita de comino molido
* 1/2 cucharadita de jengibre
* 50 g de ricotta
*Sal
* Aceite de oliva virgen extra

Preparación

En el caso de que las espinacas sean congeladas, empezamos hirviéndolas entre 5-6 minutos. Si preferimos las espinacas frescas, las lavamos y las secamos bien.

A continuación, pelamos y picamos la cebolla y el ajo. Lo sofreímos a fuego lento con el aceite durante unos 5 minutos, o hasta que la cebolla quede tierna. Añadimos las especias y dejamos que se doren 2 minutos,  luego añadimos las espinacas bien escurridas, ya sean hervidas o crudas. En el caso de las espinacas crudas, veremos que sueltan agua, así que saltearemos hasta que se haya evaporado todo el líquido de la verdura. Una vez que veamos que están cocidas, añadimos la ricota y la sal.

La pasta brick acostumbra a ser redonda, la doblaremos por la mitad. En una esquina de la banda pondremos un poco de relleno bien escurrido. Doblamos y conseguimos un triángulo. Colocamos las samosas en la bandeja de horno, las pintamos con aceite y horneamos a 200ºC unos 12 minutos aproximadamente, hasta que queden doradas. – Podéis acompañarlas con un poco de salsa de yogur.
– Si no tienes pasta brick puedes elaborarlas con hojaldre.